16 de octubre de 2008

AL PRINCIPIO DEL CIELO, de Alberto Yago

.
Cuando esté a punto de llegar al cielo
y ya sea santificado por casi todos
será entonces cuando emprenda el viaje
que me llenará de preguntas y vaivenes.
Atravesaré gargantas de espuma y sal,
serpentearé por matorrales espinosos,
aletearé sobre vientos en contra,
ahuyentaré a los lobos de la estepa.
Es el momento de dejarse llevar,
de apretar los párpados y sonreír,
de alimentar los poemas de lujuria,
de inaugurar la estación de la primavera.
Es el momento de desearnos
para cuando ya no podamos más,
para cuando un beso sea solo una visión
que sólo importe cuando desaparezca.
Lo que quiero es construir palabras
sin retorcerlas, sin acomplejarlas,
acariciándolas en la crin de sus acentos,
morfemas épicos en el túnel del tiempo.
De verdad, romper la estética cotidiana
y descansar de la frenética vulgaridad
que todos los días empañan los profetas
que auscultan el corazón cada momento.
A un minuto de conseguir el cielo
y de ser ruborizado por la costumbre
es cuando no consigo entender
porque es tan difícil casi todo.
.

1 comentario:

Valentina Lara dijo...

Hola, mi nombre es Valentina y soy periodista, y me gustaria ponerme en contacto con ustedes para obtener más informacion sobre el proyecto Vallekas al verso y sobre la presentación que se realizará el martes 26 en Paco Rabal, para realizar una nota al respecto. Muchas gracias,

mi correo, valelasu@hotmail.com

saludos,